👨‍👩‍👧‍👦 Búsqueda de Apoyo #5

búsqueda de apoyo

En la actualidad, estamos frente a la era de la información y la comunicación por medio de los espacios virtuales. Esto significa que probablemente sea más fácil conectar con grupos de apoyo en línea si buscamos en los sitios apropiados. 

La población que sufre de depresión debe recurrir a la ayuda profesional para que estos conocedores y expertos les indiquen los recursos confiables que hay en el ciberespacio para cada persona.

 Hay que recordar que dentro de las vulnerabilidades de las personas con depresión está la de la falta de atención, y siempre se pueden conectar con grupos o personas inescrupulosas cuyas intenciones no sean buenas.

La búsqueda de apoyo es la búsqueda de seguridad, y corresponde a los especialistas aportar ese grano de arena que hace falta para que las personas con depresión y sus seres queridos puedan salir adelante. Cada día hay más iniciativas en esta área debido a los graves efectos de las pandemias y las pérdidas humanas y materiales en nuestras comunidades a nivel mundial.  

Familiares y Amigos.

busqueda de apoyo para depresion

Los familiares y amigos realmente no están preparados para asumir la responsabilidad de atender a los pacientes con depresión, pero son capaces de vencer las barreras por el amor que sienten hacia esas personas queridas.

 Además, los familiares y los amigos son los más indicados para ayudar porque emplean la sinceridad para que el paciente con depresión enfrente su situación. Un buen grupo de amigos que esté al tanto de las dificultades que el paciente con depresión está encarando puede servir como mecanismo fortalecedor para seguir adelante.

Sin embargo, el paciente tendrá la tendencia a alejar a todos los que intenten acercarse y actuar. Por eso, los familiares y amigos deben recibir formación para implementar técnicas que guíen sus esfuerzos.  

En este sentido, los familiares y seres queridos del paciente se ven afectados directamente por los episodios depresivos, así que sus aportes para que el paciente pueda volver a la normalidad y tomar las cosas en la perspectiva correcta son muy valiosos. Como ya se ha expresado, una familia así sea formada por un grupo de ayuda, es la mejor alternativa para enfrentar esta enfermedad.  

Objetivos y Metas.

Desde que nacemos, nos movemos por objetivos y metas. Al principio estos objetivos y metas responden a instintos de supervivencia, y en la medida en que crecemos y nos volvemos independientes, estas metas y objetivos se transforman en el centro de nuestras existencias. Cada cosa que nos planteamos condiciona las decisiones que se toman, y los recursos que se emplean en conseguir lo deseado.

Las personas con depresión tienen dificultades enormes para poder equilibrar sus emociones cuando se trata de alcanzar objetivos y metas. Incluso la más mínima muestra de fracaso puede tener consecuencias terribles en el paciente. 

Esto no significa que quien sufre de depresión deba abandonar la idea natural de vivir su vida construyendo sueños y motivando cambios en su entorno y dentro de sí por temor a sufrir episodios depresivos.

Hoy más que nunca el ser humano debe demostrar que es capaz de salir adelante a pesar de los sufrimientos, sacrificios y retrocesos personales y sociales que implica la terrible amenaza de la pandemia que está sacudiendo los cimientos del mundo. 

El cierre de los medios de trabajo para garantizar la seguridad y salud de los grupos familiares y la muerte inesperada de miles de personas está creando un vacío terrible en la capacidad de reacción de la humanidad.Este dolor ineludible e inimaginable ene efectos devastadores sobre cada persona que habita el globo terráqueo. Sin embargo, existe otra cara de la moneda que pocos ven. En estos momentos tan cruciales se está levantando un ser humano capaz de sobrevivir a grandes adversidades.

Mientras todos aprendemos a crecer bajo nuevas directrices de supervivencia y ética, debemos plantearnos metas y objetivos más simples que nos ayuden a avanzar día con día. Estas experiencias de guerra que nos toca vivenciar nos pueden llevar en dos sendas opuestas. 

La primera senda conduce al entendimiento de que podemos atesorar más la vida y sus placeres cotidianos: las puestas del sol, la libertad, la compañía, la seguridad. La segunda senda nos llevará a perdernos en la frustración y el dolor. Nuestras metas y objetivos se deben ubicar en la primera senda, aunque nuestras emociones indiscutiblemente se volteen hacia la segunda senda. 

Entender que estamos hechos de una materia compleja, absurda y contingente nos permitirá adaptarnos y evolucionar hacia formas más responsables de comparar el mundo con los demás. 
Este mismo entendimiento nos hará encontrar dentro de nosotros la energía y compromisos para caminar a nuestro ritmo y servir de ejemplo a otros. Nos tocará la pérdida, la ansiedad, el estrés, el dolor, la confusión, la depresión como las grandes heridas de la pandemia.

Curaremos poco a poco y nuestras cicatrices nos recordaran lo pasajero de nuestra existencia y lo eterno que podemos ser dejando nuestro legado a quienes vienen después de nosotros. Estamos ante una circunstancia única de la historia y la evolución de la humanidad, en la cual se pone de manifiesto que lo que hoy es nuevo para nosotros, ya otros lo habían experimentado antes. Por ellos, los pacientes con depresión y los familiares y sus lazos de apoyo podremos salir adelante porque su arduo trabajo es más indispensable hoy que nunca. 

Fé en tu potencial.

El ser humano está llamado a grandes obras y grandes sacrificios. El mundo entero se ha construido a manos del potencial de personas que salen cada día a dar lo mejor de sí. Desde las aulas de clases, las oficinas, los hogares, los espacios culturales, científicos y sociales, la presencia del hombre resalta y trasciende. 

¿Cómo se puede insertar una persona que sufre de depresión en este panorama? El primer paso es la paciencia. Bien sea que se trate la enfermedad con el uso de antidepresivos, o a través de terapias combinadas de alimentación y otras formas alternativas, se debe entender que estos mecanismos toman su tiempo y dedicación en funcionar.

No hay que perder la esperanza de que se podrá entregar el potencial una vez que se alcance el equilibrio requerido del cuerpo y de la mente. El segundo paso es mantenerse en contacto con el mundo. 

Si la persona con depresión se vuelve invisible para el resto del mundo, será imposible que pueda comparar su potencial. Hay que mantener la comunicación con otros para salir adelante. Un último paso que indica el comienzo de un camino hacia el éxito es cuidar la salud. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *